Contáctenos
23 octubre, 2020

¿REALMENTE ES IMPORTANTE CONTROLAR LA PRESIÓN DE SUS LLANTAS?

Rodar con baja presión de inflado en sus llantas no solo tiene un impacto directo en la contaminación y consumo extra de recursos naturales, sino que pone en riesgo la seguridad de los ocupantes del vehículo.

Así lo establecen los resultados del cuarto programa Revisión Presiones de Inflado que Bridgestone efectuó en América Latina. Las cifras indican que uno de cada siete conductores pone en riesgo su seguridad.

El programa Presiones de Inflado forma parte de la campaña global: “Por una conducción + ecológica”.

Otros resultados muestran que uno de cada cinco conductores maneja habitualmente con baja presión de inflado en por lo menos una de sus llantas. Es decir, al menos siete PSI (pounds per square inch o libras por pulgada cuadrada) por debajo de lo recomendado por el fabricante de la llanta.

Así mismo, uno de cada siete pone su seguridad en alto riesgo debido a la baja presión de inflado (al menos 9 PSI por debajo de lo recomendado por el fabricante de la llanta.

o es todo. Rodar con una presión de inflado por debajo de la recomendada por el fabricante de la llanta, hace que la llanta se vea forzada a desempeñarse en condiciones para las que no fue diseñada y por eso se perjudica su desempeño.

 

 

Otros resultados

 

*El 9,3 % de las llantas revisadas mostraron una profundidad de dibujo igual o inferior a 2mm, y el 3,9 % de las llantas se encontraban peligrosamente gastadas, es decir con 1,6 mm o menos de dibujo.

*El 32 % de las llantas no contaba con tapa válvula. Esta ayuda a mantener al mecanismo de la válvula libre de humedad, polvo y partículas de suciedad. Además, a que no se desperdicie aire.

*82 % de los conductores acuden usualmente a revisar la presión de inflado a las estaciones de gasolina, donde se encontró que un 9 % de los calibradores reportaban al menos 3 PSI menos, comparados con los calibradores profesionales utilizados en centros de servicio

* El 22 % de los conductores generan un mayor consumo de gasolina debido a una presión de inflado inadecuada.

*88 millones de litros de combustible se desperdician de esta manera de forma innecesaria. Esto genera una emisión extra de 206 millones de kilogramos de CO2. Así mismo, el consumo adicional de combustible equivale a 90 millones de dólares anuales.

Recuerde llevar siempre un calibrador de presión que le permita monitorear la presión de sus llantas. Además de ayudar al medio ambiente, evita accidentes y garantiza la vida útil de sus llantas y su vehículo.

 

 

Fuente: La Patria