Contáctenos
11 mayo, 2020

LA NUEVA “NORMALIDAD” PARA LOS DISTRIBUIDORES DE LLANTAS

NUESTRO PUNTO DE VISTA: LA NUEVA “NORMALIDAD” PARA LOS DISTRIBUIDORES DE LLANTAS.

Mientras lee esto, en algunas partes del país han comenzado a reabrir sus negocios o se acercan a la fecha designada para abrir.

En esos lugares, la vida volverá a la normalidad, ¿verdad? DIFICILMENTE!

La pandemia de la COVID-19 tendrá un efecto permanente en la vida tal como la conocemos, particularmente en la industria llantera y de servicios automotrices.

Primero, el mundo debería darse cuenta de lo que alguna de la gente en la industria ya sabía: El mercado de la llanta es un negocio esencial, parte de la estructura de nuestra economía, así como de nuestra forma de vida.

Algunos de los vendedores de llantas han permanecido abiertos, atendiendo a los vehículos que están en la primera línea de esta lucha contra la enfermedad: Médicos, enfermeras y socorristas, así como trabajadores en supermercados y farmacias y, aquellos que entregan nuestro correo y mercancía.

Los distribuidores de llantas y servitecas ayudan a mantener esos vehículos funcionando de manera segura, proporcionando un servicio invaluable, o esencial, que en última instancia juega un papel en salvar vidas.

En segundo lugar, la industria misma cambiará exponencialmente, al igual que muchas otras.

Con el distanciamiento social en el largo plazo, esperamos que más y más consumidores no solo pidan sus llantas en línea, sino que se sientan más cómodos con esto.

Y si se sienten más seguros al ordenar llantas en línea, ¿por qué no se sentirían más cómodos al programar citas de servicio en línea? Se espera que más y más consumidores hagan exactamente eso, particularmente con los puntos de venta que ofrecen recolección y entrega.

Ciertamente habrá clientes que seguirán entrando a puntos de servicio y esperarán sus vehículos. Querrán saber qué producto recomienda el establecimiento para sus vehículos.

Esto conlleva otros desafíos: Las salas de exhibición deben ser evaluadas y quizás reestructuradas para acomodar el distanciamiento social. Eric Gill, presidente y CEO de Gill’s Point S Tire & Auto en Oregon, EE.UU., dijo que sus tiendas levantaron una barrera de llantas alrededor del mostrador de servicio para mantener un distanciamiento adecuado… Que gran idea.

Los negocios deben estar atentos para mantener una sala de ventas limpia y sanitaria. Si bien esa podría ser una práctica estándar para la mayoría de los distribuidores, la limpieza debe ser evidente para el cliente tan pronto como él o ella atraviesen la puerta.

¿Y qué hay de esa puerta? ¿Los clientes querrán tocarla? ¿Los consumidores esperarán puertas automáticas?

Buscarán limpiarse las manos. Los distribuidores deben considerar instalar dispensadores con desinfectantes para manos en varios lugares de sus tiendas.

¿Y quién hubiera pensado que pedir suministros de desinfección y limpieza, así como guantes de látex, sería tan vital como pedir llantas o piezas de repuesto?

Una vez que el país vuelva a abrir, esperamos que los consumidores elijan usar sus automóviles para viajes largos, optando por viajar con familiares y amigos en las proximidades, en lugar de subir a un avión y compartir el aire recirculado con extraños.

 

Esa sería una buena noticia para la industria de las llantas y servicios automotrices. Más kilómetros recorridos significa más negocios.

 

Cuando eso suceda, ¿estaremos listos para la nueva “normalidad”?

 

Traducido y adaptado de: TireBusiness.com – 4 de Mayo de 2020