Contáctenos
31 enero, 2018

QUE NO LE PASE A USTED

UNA DESPINCHADA CARA

Señor director:

El pasado sábado de 13 de enero, pasando de Tocancipá, la camioneta nueva en que iba sufrió una pinchada en la llanta delantera; “casualmente” un señor apareció y dijo que trabajaba en un montallantas en una estación de servicio. Fui, y dos muchachos bajaron la llanta y me llamaron para mostrarme que estaba pinchada y rajada por dentro en tres partes. Autoricé colocarles tres parches. Simultáneamente, el otro muchacho revisaba las llantas y me llamó para advertirme que la trasera también estaba pinchada. Solicité que la bajaran y “curiosamente”, me mostraron que tenía tres rajaduras y debía ponerle parche. No tenía otra opción. Me cobraron a 50.000 pesos por cinco parches y 75.000 por uno. Total de la despinchada: 325.000 pesos. Posteriormente me dirigí al concesionario para reclamar la garantía. Después del análisis técnico realizado, concluyeron que había sido víctima de los “amables” muchachos, quienes vandalizaron las llantas. Posiblemente ponen elementos punzantes en la carretera y cuando llega el incauto allí lo roban descaradamente.

 

Jairo Celis Pardo

Carta en el Foro del Lector de El Tiempo