Contáctenos
13 octubre, 2020

BENEFICIOS DE MANTENER UN LUGAR DE TRABAJO ORGANIZADO

Cuando se trata de nuestros puestos de trabajo todos somos distintos, el orden y la limpieza depende de cada uno de nosotros. Así como existe el empleado meticuloso que mantiene su puesto organizado y pulcro, también existen los que apilan las herramientas, los insumos y extravían los implementos de trabajo. Y aunque algunos disfrutan trabajar en un caos, los beneficios de tener un espacio de trabajo limpio son más.

Mayor productividad:
Como sabemos, no se trata de pasar más tiempo en el trabajo o delante de un computador, sino de ser más productivos. De acabar bien nuestras tareas y a tiempo. Y este hito puede obtenerse en un espacio que no nos distraiga, que esté ordenado y que nos ayude a concentrarnos.

Favorece la concentración:
Un espacio abierto va bien para establecer interacción entre los trabajadores, pero muchas veces distraen y limitan la concentración. Si el espacio está limpio, libre de contaminación y obstáculos que limiten el cumplimiento de las tareas podemos garantizar que estaremos libres de distracciones que desfavorezcan nuestro rendimiento.

Todo más limpio para nuestro bienestar:
Un espacio de trabajo sucio es el lugar perfecto para gérmenes y virus. Desde el computador, el uniforme, el baño, hasta los espacios compartidos en la oficina. Su salud y la de sus colegas es prioridad; por ello es recomendable que entre todos mantengan el lugar de trabajo limpio y ordenado.

Menos estrés:
Si a los compromisos diarios debemos sumar una serie de ocupaciones para ordenar el espacio de trabajo y muchas cosas más, el caos es total. Preguntar y buscar las herramientas y los implementos necesarios para las tareas aumenta en gran medida el riesgo de padecer una crisis por estrés laboral.

Mayor rapidez a la hora de realizar las tareas:
Si sabemos dónde tenemos todo, no solo en nuestra mesa, también en nuestro computador y en nuestro entorno, ganamos en rapidez a la hora de realizar nuestras tareas como es debido.

Adopta un espacio más profesional:
Tener un lugar de trabajo ordenado nos da una imagen profesional. Es lo que necesitamos para evolucionar y lograr un espacio que nos hace sentir mejor para trabajar mejor.

Menos gérmenes:
Cuando estamos trabajando en un entorno limpio, nuestra salud gana. En este caso, hacemos referencia a un espacio que queda libre de gérmenes y virus. Si vemos la mesa sucia, las herramientas con polvo y los implementos sucios, el deseo de trabajar se reduce en gran medida. Aunque en algunos lugares es cosa del departamento de limpieza, cada uno debe ser responsable de la limpieza de sus cosas y de su puesto de trabajo.

Además de las ventajas mencionadas, conocemos de antemano que el orden es cualidad de cualquier personaje exitoso. Asimismo, nos permite tener un control adecuado de las situaciones, de los implementos y productos de trabajo, nos colabora en la dura labor de responder con eficiencia y en tiempo record los requerimientos de nuestros clientes.

 

Fuente