Contáctenos
26 mayo, 2020

ACLARANDO LOS MITOS SOBRE REENCAUCHE DE LLANTAS

El reencauche de llantas para camiones está valorado en 500 millones de dólares anuales en países como EUA.

«TECH es reconocida como la autoridad mundial en neumáticos y llantas; TECH ha sido miembro de la Agencia de Información para la Reparación y Reencauche de llantas (TRIB – Tire Retread & Repair Information Bureau) desde que se formó en 1974», afirma Tim BeVier, Gerente de Cuenta Nacional de TECH y Miembro de la Junta de TRIB. La TRIB es conocida como «La Voz del Reencauche y Reparación» en la industria llantera. La TRIB se compromete a promover la reparación y el reencauche adecuados de las llantas al mismo tiempo que aclara las percepciones erróneas con respecto a las mismas.

 

La TRIB proporciona una importante cantidad de información educativa y útil sobre el reencauche y reparación de llantas y la razón por la cual estas acciones son tan importantes para todos. Las flotas de camiones y los propietarios de vehículos comerciales utilizan llantas nuevas y reencauchadas en sus vehículos en los Estados Unidos.

 

Las llantas reencauchadas se utilizan principalmente por la ventaja de costo que brindan a las flotas de camiones sobre una llanta nueva similar. A pesar de estas importantes ventajas económicas, la percepción pública es que Las llantas reencauchadas son menos seguras que las llantas nuevas, como lo demuestra la cantidad de desechos que se encuentran con frecuencia en los costados de las carreteras. Esta es una percepción errónea. El Instituto de Investigación del Transporte de la Universidad de Michigan (UMTRI), bajo un subcontrato del Instituto de Transporte de Virginia Tech (VTTI), recolectó y estudió los restos y escombros de llantas de camiones en cinco sitios en los Estados Unidos. Se analizó una muestra aleatoria (un total de 1,496 artículos) de los restos de las llantas recolectados para determinar la causa probable de la falla y si era catalogado como equipo original o reencauchado.

 

La separación de la banda de rodamiento como causa probable de la falla representó la mayoría catalogado como equipo original y en llantas de camión reencauchadas inspeccionadas. La razón principal para la separación de la banda es el bajo inflado de la llanta. Por lo tanto, muchos defensores del reencauche concluyen que el bajo inflado (y no que la llanta sea un reencauche como tal) es la causa que genera los restos de llantas encontrados en las carreteras del país. El inflado insuficiente/excesivo, es un problema de mantenimiento que subraya la necesidad de que todos los operadores y propietarios de camiones desarrollen, apliquen y mantengan un régimen en el mantenimiento en sus llantas.

Enseguida, algunos datos sobre el reencauche por parte de la TRIB:

 

  • Reencauchar y reparar le ahorra a la economía de EUA más de U$ 500 millones anuales (fuente: TRIB). La fabricación de una llanta reencauchada de camión requiere 7 galones de aceite, mientras que una llanta de camión nueva requiere 22 galones de aceite. Con 14 millones de reencauches para camiones en los Estados Unidos anualmente, esto crea un ahorro de más de 210 millones de galones de petróleo.

 

  • Las estadísticas compiladas por el Departamento de Transporte de EUA muestran que casi todas las llantas involucradas en cualquier accidente relacionado están “bajo-infladas” o lisas.

 

  • A menos que se tenga visión de rayos X, no se puede detectar ningún daño en el interior de la rueda cuando se monta la llanta en el rin. Al retirar la llanta del rin, inspeccionar el interior y reparar el daño con un vástago de goma y una unidad de reparación, se pueden identificar posibles problemas y restaurar la integridad de la llanta.

 

 

Fuente: TRIB